jueves, 13 de mayo de 2010

Gracias



Hola:

Estos días nos habéis apoyado muy buenas personas, unos que compartís nuestra fe y otros que no. A todos gracias. Sé que de entrada no todos compartiréis lo que voy a escribir, pero también espero que si lo pensáis un poco, habrá muchas cosas que os suenen bien...

En primer lugar, y aunque María aún no puede, quiero darle gracias a Dios por ser nuestro Padre, por nuestra vida, por tenernos, por Fernando, por María Isabel, por estos maravillosos 18 días con Jesús en esta tierra, y por darnos un motivo más para desear pasar la eternidad con Él y él en el cielo.

Gracias a nuestra Madre por serlo, por cuidarnos con tanto cariño y porque el primer día de Jesús con Ella sea un día de fiesta grande en el Cielo.

Gracias a nuestra familia, que lo ha sido ¡y de qué modo!, a los padrinos de Jesús, Ignacio y Carmina, a Quique y a nuestros amigos de Casa, del Foro de la Familia, de RedMadre, del Colegio, del trabajo, del vecindario, de toda la vida y de hace unos días, de la Iglesia y de las noches de copas, que de todo ha habido, del baloncesto y a vosotros, que ya os llevamos en el corazón.
A Jesús le enterramos mañana, con lo que terminan las cosas que podemos hacer por él, y llegarán las que haga él por nosotros.
Si tanta gente "distinta" en apariencia, pero igual en el fondo, comprende que Jesús, con veintipocas semanas de vida es nuestro hijo, que le amamos con locura, y que merece cualquier esfuerzo que podamos hacer, primero su familia, después la sociedad, sus médicos y demás organismos, habéis entendido porqué la familia es la institución más antigua y mejor valorada, porqué cada familia y cada madre merecen, por el mero hecho de traer otra vida, el apoyo necesario, y porqué cada vida importa, con independencia de cualquier otra consideración.
Los cuatro de la foto estuvimos el 17 de octubre en Madrid defendiendo ésto, como lo hemos estado haciendo estos 200 días de vida de Jesús, primero dentro y luego junto a María. No somos un ejemplo para nadie, pero si todos hablamos bien, cada uno donde le toque, de nuestra familia y de cada vida, haremos de esta sociedad un lugar mejor donde disfrutar de esa familia y tener a nuestros hijos.
Nosotros intentaremos dejarles una sociedad mejor a Fernando, a María Isabel y a los que vengan si Dios quiere, y ahora contamos con la ayuda de Jesús. Hasta entonces, seguimos siendo cinco.
Gracias, gracias, Amén, Amén.
P.D.: Jesús está en brazos de María, pero la mayoría de los niños prematuros pasan primero por los brazos de sus padres, como Jaime. ¡Esperanza para todos los padres!
P.D. II: María y yo rezamos desde hace años por una intención muy especial de dos personas maravillosas que están ahora con nosotros. El día que se cumpla la contaré en este blog. Hasta entonces, es la primera cosa que le vamos a pedir a Jesús. Hasta entonces, por favor, pedírsela vosotros también.

23 comentarios:

Angelo dijo...

"Gracias a nuestra Madre por serlo, por cuidarnos con tanto cariño y porque el primer día de Jesús con Ella sea un día de fiesta grande en el Cielo".
Precioso. Gracias por todo lo que hemos aprendido con vuestra experiencia y ejemplo. Seguiremos estando a vuestro lado.Os llevamos en la oración.

VICENTE - VALENCIA dijo...

Queridos María y Fernando:

Desde la fe, un fortísimo abrazo. No estoy de acuerdo contigo, Fernando. Claro que sois un ejemplo. Seguro que no queréis serlo, pero lo sois. Un ejemplo de amor, un ejemplo de fe, un ejemplo de entrega.
Me temo que vamos a cargar a Jesús de trabajo. ¡Cuántas cosas le vamos a pedir que traslade al Señor! Menos mal que Él lo puede todo, y encima se derretirá cuando Jesús le diga: Señor, esto, lo otro, ahora me piden esto, ahora quieren que les ayudes a tal cosa. Seguro que desde arriba seguirá haciendo tanto bien como el que ha hecho con su paso en la tierra.
Por cierto, me ha encantado que cuentes todos los días de su vida. Nos hemos acostumbrado a contar sólo desde el parto.
¡Que Dios os bendiga a todos! Rezaremos por vosotros y para que el Señor nos de la misma fe de la que vostros habéis dado testimonio.
La Paz del Señor esté con vosotros.
Vicente.

teresa cabeza dijo...

Fernando, un beso enorme de los Blanco. Sois un ejemplo a seguir.

Matt dijo...

...GRACIAS por vuestro ejemplo y testimonio....

Con vuestro permiso pediré a vuestro hijo Jesús, que ahora está disfrutando de la alegría del Cielo con nuestra querida madre la Virgen y puede pedirle por todos nosotros de una manera muy especial, para que interceda ahí en el Cielo por una intención especial...pedírsela también vosotros, ¡que sois sus padres y os obedecerá!

¡Os seguimos encomendando!

Anónimo dijo...

Qué Dios os bendiga, Fernando y María. Tenéis un pie en el Cielo con esta criatura, que intercederá desde la eternidad por vosotros y toda vuestra familia para que algún día os reunáis todos juntos otra vez. Se lo ha llevado la Stella Matutina, la Estrella de la Mañana que cuida de todos nosotros. Apoyaos en Ella en estos momentos tan difíciles, María, quién mejor que la Virgen para acunar a tu pequeño hasta que vuelvas a verle. Un abrazo emocionado a los dos.

una madre agradecida dijo...

Uno mis oraciones a vuestra intención.
Gracias una vez más.

ARCENDO dijo...

Un beso y mi oración están con vosotros.

Nekane dijo...

Fernando, gracias por compartir tus sentimientos, tu corazón en estos momentos para vosotros tan dolorosos.
Estoy al 100 por cien con vosotros en todo y me uno a vuestro dolor.
Yo también ya le estoy pidiendo una cosa muy importante a Jesús,por un enfermo que operan mañana.
Ese chiquitín, nuestro chiquitín es algo grande e importante en el Cielo. Tan pequeñito y nos ha unido en un mismo sentir y orar a tenta gente como vosotros bien sabeis
Jesús ya nos conoce a todos los que hemos seguido su corta, pero intensa vida. ¡¡QUE SUERTE TENEMOS!!
María, Fernando sois un ejemplo para el resto de los padres.
Muchos besos con todo cariño.

Anónimo dijo...

Gracias a vosotros este blog nos ha unido en oración, afecto y seguro que en muchas cosas más. Me uno a vuestras oraciones. Un abrazo para vosotros, gran familia que os queremos tod@s desde siempre, Virginia.

Anónimo dijo...

Muchos abrazos y besos. Contad con esa petición especial, yo la recuerdo muchas veces, antes y después de leer esto. Seguro que ahora que tenemos a Jesús en el Cielo les echa una mano.
Angela

María, una tía afortunada dijo...

Gracias Padre porque siguen ocurriendo milagros. No ha podido ser el milagro que todos pedíamos, pero sí otro que al principio estos padres seguro que ni imaginaban: tocar y mover corazones, y acercarlos a Tí.
La confianza en que Jesús hoy ha dormido arropado por su "otra Madre" no quita, (ni creo que deba quitar), para que ahora todavía nos caigan lágrimas y nos duela el alma; conmoverse por la pérdida es parte del amor.
Sabemos que a Jesús no le hemos perdido, esto es un "hasta luego", pero todos anhelábamos que hubiera podido ser más tarde..., ya sabes como somos Señor.
Un abrazo fuerte para María y Fernando, que son un regalo para todos (sobre todo para sus 3 hijos).
Os quiero mucho

viky dijo...

Os deseo con todo cariño y pido al Señor, que este insoportable dolor de ahora sea lo más pronto posible un "dolor llevadero".
Un abrazo grande

Anónimo dijo...

MIL BESOS Y ORACIONES

Pilar Renard dijo...

Queridos Fernándo y María, me uno a vuestro dolor...hemos unido muchos corazones en oración por el pequeño Jesús. Ahora está feliz en el cielo y desde allí os acompañará siempre llenando de alegrías vuestro hogar...Habeis tenido la inmensa suerte de conocer un angelito. Sois demasiado especiales, sois una familia maravillosa...conozco a la simpatiquísima María, ahora veo que su felicidad y su alegría está acompañada de un marido maravilloso y de unos hijos preciosos...y entre ellos un angelito en el cielo!!!
Un besazo a María, la queremos con locura.
Pilar Renard

Ruth y Agus dijo...

Gracias a vosotros. Os llevamos en el corazón y seguimos rezando por vosotros y todas las familias que se ven en situaciones similares a la vuestra. Sois un ejemplo a seguir (aunque digáis que no!!)
Un abrazo y hasta siempre!!
Javier, Jorge, Marta, Agus y Ruth

Mercuzzio dijo...

Contad conmigo y con mi oración. Desde hacía años no había visto tanta fe y confianza en Dios. Gracias y mucho ánimo, no estáis solos.

Carmina Garcia dijo...

Mi niño... mi niño... Qué cosa más bonita hemos vivido contigo, Jesús, gracias por dejarnos quererte. Gracias por dejarnos verte estos 18 días a través de este blog.

Gracias a tus papás, Fernando y María, a los que abrazo ahora mismo y con todo mi corazón acompaño en su dolor por tu partida hacia el Cielo.

Querido niño mío, soy tu madrina para siempre. Te quiero mucho, pequeñín mío... Ahora tú me conoces, sabes quién soy. Antes tenías sólo mi cariño a distancia, ahora ya me tienes contigo y me ves, y sabes lo mucho que te quiero, chiquitín mio.

Ahora disfruta la VIDA para siempre, vela desde allí por tus papás, por tus hermanitos, en la PAZ, con la Madre.

Mándanos tu sonrisa con cada rayo de sol, con cada flor de esta primavera, para que tengamos tu presencia con nosotros un poquito más.

Mi niño querido, hemos sido unos privilegiados por compartir con tus papás estos 18 días tuyos. Gracias y hasta siempre, mi niño querido.

Tu madrina

Ignacio dijo...

Chiquitín, vamos a buscar en el jardín algún rinconcito que pueda llevar tu nombre para tener siempre tu recuerdo. Siempre tendrá unas florecitas para que te guste.

Anima y consuela a tus papás que son los que hoy más lo necesitan. Dales otra vez la Esperanza y la Alegría de la que siempre han sido ejemplo.

"... y hasta que volvamos a vernos, que Dios te lleve en la palma de su mano"

Te quiere

Tu padrino

Pablo dijo...

He rezado cada noche con mis hijos por vosotros. Mi hijo Santiago -no ha cumplido 3 años-, se hace siempre un lío cuando le pedimos a Jesús por "el otro Jesús". Ahora le tendré que explicar que "el otro Jesús", ya está en el Cielo con Jesús "el de siempre" y que le podremos pedir cosas a los dos. Gracias por vuestro maravilloso ejemplo. Un abrazo de familia a familia. Pablo Táuler.

Nicolás dijo...

Gracias a vosotros porque sois ejemplo.
Gracias a Jesús pues que mejor día para morir que el trece de mayo.
Ahora todos a cuidar de mamá que tiene que reponerse.
Y esperar que vengan mas niños. Yo se lo pido a Jesús.

María G.Y. dijo...

Sí, Fer, ejemplares... pero no sólo estos días, para mí lo estáis siendo desde hace ya unos cuantos años que os conozco (¡cómo pasa el tiempo!) con vuestro tesón, dedicación y buen hacer en pro de la defensa de la vida y la familia.

Mil gracias. Un abrazo fortísimo para tí y otro aún más fuerte, si cabe, para María.

María Glez del Yerro

(no me olvido de pedir por vuestra intención)

Hurssel dijo...

Un abrazo enorme, y seguimos unidos en la oración

Gran Visigoda dijo...

Con vosotros siempre mi oración.