viernes, 31 de diciembre de 2010

Hola 2011


Hola:

Estos últimos días no he escrito. Perdón.

En el jardín hace unos meses pusimos esta Imagen de Nuestra Madre. Mañana es Santa María la Mayor. ¡Felicidades Madre!

Ahora que se va el año, creo que todos miramos atrás y hacemos balance... Para nosotros ha sido un gran año: Nos hemos tenido el uno al otro, y aunque no siempre lo hemos aprovechado como deberíamos, compartir la vida con María 365 días es un lujo que cualquiera debería agradecer de rodillas otros 365 días por lo menos.

Cada cara, palabra, logro o tontería de Fernando o de María Isabel hubieran sido bastante para justificar el año. No haberlo visto así en todo momento es una de las cosas a cambiar ¿No os parece?

La esperanza y la presencia de Jesús, aunque fugaces, también nos las llevamos en la mochila de este año, junto con la promesa de su "hasta pronto".

Y además, ¡Ya está aquí José! ¡Ya empezamos a notar sus pataditas! Y aunque el embarazo no vá cómo nos gustaría y la duda nos asalta a veces, nos gustaría despedir este año y dar la bienvenida al 2011, junto a María, repitiendo: "Hagasé, cumplasé, sea alabada y ensalzada la justísima y amabilísima voluntad de Dios. Amén. Amén".

¡Feliz 2011 a todos!

P.D.: Hoy hemos rezado nuestro primer Misterio los peques y yo... Cuando se lo hemos contado a María, yo he dicho "Misterio del Ro..." y Fernando ha completado "... k and roll"... Seguro que a la Virgen le ha gustado como a nosotros... (Fernando, cuando seas mayor y leas esto...)

viernes, 24 de diciembre de 2010

Hoy nace Dios. Feliz y Santa Navidad



Hola:

Ya hemos comido y hemos hecho el ensayo general de villancicos frente al Portal. Ahora casi toda la familia descansa para la noche... Hoy nos nace un Salvador. Feliz y Santa Navidad.















miércoles, 22 de diciembre de 2010

Eramos pocos y parió la gripe



Hola:
No nos ha tocado la Lotería de Apuestas del Estado, pero seguimos disfrutando de nuestra Lotería familiar, que dá bastantes más satisfacciones.
José empieza a hacerse notar y María se tira la mano a la barriga de vez en cuando con esa cara entre "acabo de ver a George Cluny" y "no estoy segura"... El resto del tiempo sigue con esa sonrisa que haría palidecer las luces de Navidad de cualquier ciudad.
Yo he vuelto a las "andadas", o "sentadas" por hablar con más propiedad, y estoy a punto de cumplir cuarenta días con el estómago más bien como yo... flojo.
Pero los que nos preocupan son Fernando, y sobretodo, María Isabel, que se han cogido una gripe de esas de fiebre alta, tos a todas horas, de día y de noche, ojitos de los peques del exorcista, "Mamá, estoy malito", "Papá, estoy malita". "¡Agua! ¡Agua!"
Cuando escribo estas cosas siento cierta vergüenza... Tengo la impresión de que siendo una de las personas más afortunadas que ha pisado este planeta, estoy dándole importancia a los problemas que tantas familias han superado con bastante nota día tras día, y no son nada en comparación con lo que están afrontando otras familias.
Sea como sea. ¡Ya casi es Nochebuena! ¡Feliz Navidad!

martes, 21 de diciembre de 2010

Navidad todo el año



Hola:

Llevamos unos días desconectados... Fernando y María Isabel se han dado cuenta de que se aproxima "algo grande" y, como todos los niños, están inquietos, ojipláticos para no perderse detalles y rezumando ilusión a todas horas, y preguntado por José cada vez más. Ni los sendos catarros que se han pillado no son capaces de arrugarles el gesto.

Fernando se pide todos los juguetes que vé y María Isabel, cada vez que oye hablar o vé una imagen de sus Magestades de Oriente, los Reyes Magos, exclama alborotada: ¡Piruleta! ¡Piruleta! (Gaspar visitó su clase el otro día y...).
Aquí están con sus trajes de la función navideña del Colegio... (Loli, no te los comas...)

Pues bien, hay personas que se dedican a que el espíritu de la Navidad no desaparezca de enero a diciembre. Algunos de ellos se han presentado al Premio de Solidaridad Marco Aldany 2011. Cada proyecto es increíble, aunque María y yo, por colaborar desde hace años con ella, nos hemos decantado por el de la Fundación RedMadre.

Si tenéis un rato, podéis pasaros por el enlace que os adjunto y apoyar algún proyecto de los presentados, visitar sus páginas web y saber más de ellos... Todos merecen la pena.

lunes, 13 de diciembre de 2010

El Colegio de los peques


Hola:

María sigue descansando. José sigue creciendo. Fernando y María Isabel siguen hechos unos golfos. Yo sigo con el estómago revuelto, a dieta y "flojillo"... ¡Todo marcha!

Hasta ahora no os hemos hablado del Colegio que hemos elegido para nuestros hijos. En Burgos, como en tantas ciudades, podemos optar por fantásticos colegios, tanto públicos como concertados, en los que magníficos profesionales se esfuerzan a diario en darle la mejor formación posible a los alumnos.

Para nosotros no era suficiente una buena formación académica. Es fundamental, pero no suficiente. Por ello buscamos, entre los centros que ofrecían esa buena formación académica, el que mejor pudiera ayudarnos a asentar los pilares sobre los que nuestros hijos costruirán sus vidas.

No aspiramos a poco: Deseamos para los peques que, en su vida adulta, sean capaces de buscar lo bueno, lo verdadero y lo bello, y sean capaces de elegirlo. Luego harán lo que ellos quieran.

Para tan ingente objetivo nos decantamos por el Colegio Internacional Campolara, un Colegio concertado cuyo ideario compartimos. Cada día estamos más convencidos de nuestra elección.

Los peques van desde los seis meses con nosotros, luego a escuela de dos años, y luego los cursos normales. Los resultados hasta ahora nos convencen, y viendo a los chicos de cursos superiores, el sacrificio económico que supone para una familia con un sólo sueldo, vale la pena.

Pero lo mejor de cualquier Colegio son sus profesionales, la Dirección y el resto del Claustro, personal de apoyo... ¡Gente como hemos conocido poca! Y, por supuesto, los demás padres. Con tanto jaleo no hemos podido tratarles todo lo que nos hubiera gustado, pero cada día descubrimos a alguno más, con sus maravillosas familias, con su lucha diaria por salir adelante de la mejor manera posible, y siempre dispuestos a ayudarnos.

Gracias Campolara por todo, en especial por todo lo que se ha rezado dentro y fuera de tus paredes por nuestra familia.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Redescubriendo la Navidad


Hola:

María sigue con su reposo "relajado", y José sigue creciendo y comienza a vivir su semana número quince. 84 días dentro de María.

En casa de nuestros padres, María y yo siempre hemos disfrutado de una manera muy especial de las Navidades. Nuestras primeras Navidades juntos, estábamos esperando a Fernando. En las segundas, tenía apenas seis meses, y era como estar siempre con el Niño en brazos...

Las terceras, María Isabel fue el centro de esos días con sus dos meses de papos, sonrisas y primeros balbuceos... El año pasado, la noticia del nuevo embarazo nos hizo tener un Adviento lleno de esperanzas.

Este Adviento también es muy especial: A la ilusión de la incorporación de José a la familia se suma el recuerdo de Jesús, que seguro que va a estar acompañándonos estas Fiestas...

Fernando y María Isabel ya son dos personitas a los que no se les escapa una, y están continuamente curioseando por su Nacimiento, toqueteando los adornos del Árbol, pidiéndose todos los juguetes que ven en la publicidad o en los estantes de los supermercados...

Quedan dos semanas para Navidad, y este año, además del cumpleaños del Niño Dios, celebraremos el día 100 de vida de José... ¡Lo tenemos todo!

jueves, 9 de diciembre de 2010

Revisión con Irene

Hoy hemos tenido la esperada visita a Irene, la pobre estaba agotada, acababa de salir de una guardia bastante complicada, pero aún así estuvo atendiéndonos con una sonrisa. Gracias Irene.

Nos ha dicho que todo va bien, el señorete no ha parado de moverse, su latido está bien y sus medidas correctas....uffff gran alivio.

De momento sigo de reposo, aunque ahora relativo, no tengo que estar todo el día en la cama, pero tengo que cuidarme muuuucho. Continuamos con la medicación, así que Fernando seguirá poniéndome las banderillas en la tripilla y que sea todo el tiempo que nos diga, aquí aguantaremos lo que Dios quiera.

Bueno, ya se nota que no tengo la facilidad de Fernando para escribir, se hace lo que se puede jejejeje.

Fernando está mejor, aunque no del todo, y aún así no para. Intenta sonreirme aunque le cuesta mucho. Pero hoy le ha cambiado la cara, se le ha iluminado al ver al chiquitín moverse.

Daros las GRACIAS a TODOS ("Amigos", familia, amigos, conocidos, anónimos), vuestro apoyo es fundamental y se nota.

María

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Con la Inmaculada, comenzamos el Adviento


Hola:

Hoy es el día de la Inmaculada, y como corresponde, hemos hecho una gran fiesta en casa en la que Nuestra Madre ha estado muy presente.

A eso de las 8:30 han llegado el tío Rubén (el de la foto) y la tía María, los padrinos de María Isabel. Nos han traído churros y hemos desayunado en familia.

Tras el alimento, nos hemos puesto a trabajar: Arreglar la puerta de la calle, que llevaba una semana estropeada y todavía le queda un repaso, descongelar el congelador, que ya lo pedía a gritos, pero sobre todo, poner el Árbol de Navidad, el Nacimiento de los peques, y los demás Nacimientos y adornos de Navidad (ya os los iremos enseñando).

A la una he ido a Misa y mientras han llegado los Abuelos, con los manjares preparados, así que cuando he vuelto sólo había que tirar de microhondas y a comer.

Nada más terminar de comer, el Abuelo (se ven sus manos), el tío Rubén y Fernando (¡Qué guapo sale el condenado!), han colocado la Estrella del Árbol, con lo que, en esta casa, ya estamos oficialmente en Adviento.

Para completar el día, hemos comenzado una costumbre que, si Dios quiere, repetiremos en los años sucesivos: Papá (o sea, yo), ha leído la historia del Nacimiento de Jesús... Fernando estaba muy interesado. María Isabel quería pasar página cada dos segundos y medio... Y la Abuela se ha dado un golpe terrible con una mesa, así que si os acordáis... El año que viene esperemos que no haya heridos...

Gracias Madre por un día de la Inmaculada tan especial.

lunes, 6 de diciembre de 2010

José es su nombre


Hola:

Ayer fué un día duro... Tenía fiebre, diarrea, nauseas, me dolían todas las articulaciones y estaba agotado... Pensaba que sería la gripe. ¡Sólo nos falta que se la pegue a María y a los peques!

Por suerte vinieron mis padres a comer e hicimos la comida del domingo en familia, con helado de postre para los peques, como debe ser.

Gracias a que estaban mis padres, pude ir a Misa con calma, aunque unas cuantas veces pensé que no iba a poder terminarla... Y como premio especial, pude encontrarme con un matrimonio muy generoso y especial y a sus hijos, incluida la última "incorporación" a la familia.

Durante la comida estaba bastante desganado, pero hay que comer... Mi padre, médico, siempre ha dicho sobre los enfermos que: "De los que comen, alguno se salva".

Luego, una siesta junto a María, con los abuelos a cargo de todo. ¡Dos horas nada menos! ¡Eso sí que fué hacer rendir el tiempo!

Aún así, por la noche estaba destrozado otra vez, y como Fernando y María Isabel no apoyaron demasiado, perdí los estribos. Terminé gritándoles y arrojándoles a la cama más que acostándoles... Su llantos, al final me ablandaron y subí a acostarles como Dios manda, con el Jesusito de mi Vida, el Ángel de la Guarda, un beso, un abrazo y un cariño, y un "hasta mañana si Dios quiere" para terminar.

María estaba acostada ya, cansada también, y callaba para no criticar... Cuando le dije "Perdonamé", simplemente dijo: "Eso díselo a ellos" (Pero más como un consejo cariñoso que como una crítica, que también). Y así terminó el día. Espero que lean ésto cuando crezcan y sepan disculparme.

Hoy me he levantado mucho mejor. He jugado con ellos todo lo que he podido y para ellos, como si ayer no hubiera existido... Por cierto, María Isabel me ha ayudado con la aspiradora.

Sé que por mucho que quiera, no llegaré nunca a ser un padre como lo fué San José. Hoy hemos decidido llamar José a nuestro nuevo hijo... Espero que este nombre me recuerde mis obligaciones hacia nuestros hijos cuando, sea por el motivo que sea, las olvide.

P.D.: María me ha cortado el pelo, bueno, el que me queda...

sábado, 4 de diciembre de 2010

Las luces de mi vida



Hola:

¡Hoy se ha cumplido una semana sin pérdidas! Si todo sigue así (¡por favor!), el jueves iremos a ver a Irene...

Ana, siempre ahí, has preguntado que si somos de carne y hueso... Sí, lo somos, aunque de María me he hecho la misma pregunta muchas veces...

En estos ocho días se nos ha puesto un muro delante que por momentos no hemos visto cómo evitar. Se nos ha presentado un futuro que no queremos vivir, hemos visto que en el trabajo no vamos a encontrar (como tantas parejas en nuestra situación) mucha "comprensión" ni facilidades reales, he dejado sóla a María horas y horas, sabiendo que preferiría estar conmigo, hemos discutido y nos hemos reconciliado varias veces, como todos los que se quieren, hemos estado con Fernando y María Isabel mucho menos de lo que nos gustaría, y a ellos, no he sacado fuerzas para oir Misa más que un día, me cuesta rezar,...

Pero en el blog escribo por la noche... Después de ver ese farol de la foto, que María nos enciende cuando anochece para que sepamos que nos espera. Fernando y María Isabel gritan contentos cuando lo ven: "¡Mamá está en casa!". Yo les acompaño, por supuesto.

Escribo después de ver la sonrisa de María, que ilumina bastante más que el farol, de bañar a los peques, de cenar con ellos, acompañarles a cepillarse (más o menos, más menos que más) los dientes, de acostarles y rezar con ellos el Jesusíto de mi vida y el Ángel de la Guarda para que "Mamá se ponga bien". Después de repasar el día, en que María "no ha tenido novedades", los peques han aprendido algo en el Cooooooole, y pasado la tarde con los abuelos, la familia nos ha ayudado y tantos amigos han estado al pié del cañón para lo que sea... ¡Diós y la Virgen nos han cuidado un día más a través de todos ellos! Jesús, a su lado, seguro que ha disculpado nuestros fallos, como buen hijo, ante Ellos.

¿De qué vamos a escribir? Con tanto amor y belleza a nuestro alrededor, ¿Porqué volver la vista hacia lo que no merecería la pena haber visto ni una sola vez?

Puede que estén de moda los programas de televisión en los que sólo se miran los defectos y las malas acciones de las personas, pero nosotros somos de carne y hueso y no seríamos felices si dejáramos que esa parte no nos dejara ver la parte más brillante y hermosa de nuestra vida.

No soy una lumbrera, pero Dios me ha dado el enorme don de mostrarme donde está la felicidad, ayudarme a buscarla, y quedarme con la misma cara que Fernando en la foto disfrutándola. Que se queje el que no haya tenido tanta suerte. (Me voy que acaba de terminar el fregaplatos, y mañana es desayuno de domingo).

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Gracias María... y gracias Ignacio

Hola:

Hoy ha sido otro día largo. Hace tiempo nos habíamos comprometido a colaborar, en familia, como todo lo que hacemos en esta casa, con un curso de educación afectivo sexual de la Universidad.

El curso ha ido fenomenal, con 85 alumnos inscritos y el padrino de Jesús como ponente. Hemos hablado de sexualidad con espíritu crítico, cómo se llega al fondo de las cosas.

Casi no he visto a María por segundo día consecutivo. Se ha vuelto a pasar el día sóla, en la cama, esperando que no pasara nada... Y cuando he llegado a última hora con los peques, nos ha recibido con una sonrisa que iluminaba toda la casa y que nos ha sacado el frío de un plumazo.

Estos días que debería quejarse, pedir "mimos", "atenciones" y "cuidados", sigué ahí, pendiente de todos y de todo, mimándonos y cuidándonos a los demás... ¡Gracias María por ser tú!

Gracias Ignacio por haber venido, por tu conferencia y perdona las incomodidades del viaje de regreso "con la que está cayendo".

Gracias también a Carmina, Ana y Ángelo... ¿Qué deciros? ¡Un abrazo!

martes, 30 de noviembre de 2010

Hoy no ha pasado casi nada

Hola:

Hoy no hay novedades: María ha reposado bastante bien, algo aburrida, pero es lo que le toca...

Fernando y María Isabel se han zampado un donut en el desayuno, se han vestido entre gritos, risotadas y canciones, han intentado saltar cien veces encima de su madre y, embutidos dentro del abrigo, el gorro y la bufanda, han marchado para el coche al grito de: "¿A dónde vamos? ¡Plas, plas, plas! ¡Aaaal Coooooooole!".

Su tía María les ha recogido para llevarles a comer con los abuelos, lo que les gusta aún más que comer con los dedos.

Después de dejarles en el "cooooole", he pasado la mañana en la oficina, aunque la verdad es que la cabeza no la tenía ahí. A pesar de ello, hoy tocaba jaleo y, gracias a Dios, creo que ha salido bien.

También tocaba comer en el trabajo, así que no he podido estar casi con María... ¡Cómo cuesta!

Pero no ha pasado "nada". Queda un día menos para que se cumpla una semana sin que pase y María pueda relajar el reposo (¡menuda contradicción!), y diez para volver a ver a Irene (¡Qué lentos pasan los días cuando quieres que corran!).

¡Ah! ¡Y también falta un día menos para que llegue la Navidad!

domingo, 28 de noviembre de 2010

Por todos los medios


Hola:

En principio, todos los días hasta el parto, tendré que pinchar a María una inyección... Si queremos darle todas las oportunidades posibles a nuestro hijo, tenemos que poner todos los medios.

María tendrá que guardar reposo absoluto, aburrirse y reprimirse de cuidarnos a Fernando, María Isabel y a mí. A mí me toca ocuparme de todo, renunciar a todo lo que sea superfluo y centrarme al 100% en las cinco personas que más feliz me hacen y que cuentan conmigo.

Fernando y María Isabel van a vivir unos meses en un hogar en dónde sus padres llegamos a dónde llegamos, con lo que, a sus tres y dos años, van a empezar a tener que conformarse y esperar alguna vez. Con ello esperamos que aprendan una valiosa lección para el futuro, en el que conformarse y esperar un poco es el pan nuestro de cada día ¿ o no?

Irene pondrá todos los medios que la ciencia médica pueda aportar, que sabemos que llega hasta dónde llega, y seguiremos sus indicaciones al pié de la letra.

Pero sabemos que esos no son todos los medios... Sobre las jeringuillas que tendré que ponerle a María está la Cruz que acompañó a Jesús en su incubadora. La adquirimos en Lourdes, en una peregrinación en la que acompañamos a la Delegación Dioncesana de Familia y Vida de Burgos, y se ha convertido en el icono de la lucha de esta familia por la vida y el bienestar de cada uno de sus miembros. Hasta ahora la llevaba yo. Ahora la llevan María y el peque.

Ya nos han llegado muchos apoyos de nuestra familia y de gente de la Iglesia y de fuera de ella. La misma existencia de la Vigilia por la vida naciente convocada por el Papa es un aliento especial e impagable. En nuestro Padre, en nuestra Madre y en nuestro hijo del Cielo tenemos puesta nuestra más firme e irreductible esperanza. Sabemos que lo que pase será lo mejor, aunque nos guste más o menos.

Damos gracias a Dios por los 68 días de vida de nuestro hijo dentro del vientre de María y nos gustaría poder seguir dándoselas muchos días más por su vida dentro y fuera de ella.

P.D.: Ayer operaron a un amigo especial de esta familia, que ha sido un ejemplo del que aprender, que dejó todo de lado, y está más liado que nadie que conozcamos, para acompañarnos el día que murió Jesús, y parece que todo ha ido bien. Amigo, gracias por darnos otra alegría.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Vuelven a pintar bastos

Hola:

Ayer las noticias eran fantásticas... Hoy no.

Hace más o menos un año, empezaron los problemas de la gestación de Jesús, que desembocaron en su nacimiento prematuro y su fallecimiento a los pocos días. Recuerdo que entonces pensé que menos mal que los problemas habían venido de uno en uno, que si llego a saber al principio todo lo que íbamos a tener que pasar, no hubiéramos tenido fuerza para afrontarlo.

Jé, jé... Hoy estamos, por resumir, como hace más o menos un año. Han comenzado exactamente los mismos problemas, y como podréis suponer se nos ha helado la sangre, se nos ha presentado un futuro a 180 días vista aterrador, y "nunca pasa nada, y ¿si pasa? ¿Qué pasa?".

Estamos esperanzados en que el resultado final varíe esta vez. No nos preocupan (nos importan, pero son totalmente secundarios), los meses de reposo que sean necesarios, las piruetas que haya que hacer para que Fernando y María Isabel no estén desatendidos en lo más mínimo, los problemas que puedan surgir en el trabajo, o los sacrificios económicos que se presenten por delante. Nos preocupa nuestro hijo.

Aunque sólo pudiéramos compartir con él otros 17 días, o 17 minutos, todo lo que venga valdría la pena. Pero como acabo de decir, esperamos que no sea tan poco tiempo.

jueves, 25 de noviembre de 2010

¡¡¡ES UN CHICO!!!



La verdad es que nos daba igual, pero es una gran alegría ir sabiendo cosas de nuestro hijo.


Estamos embarazados de 10 semanas y 5 días, tenemos otro hijo, varón, que como se vé en la foto, ya tiene su cabeza, su torax, y como hemos disfrutado nosotros, tiene dos brazos y dos piernas que terminan en manos y pies llenos de deditos, columna vertebral, costillas... Su corazón late con fuerza, y nos ha deleitado con su particular versión de "La Macarena" durante toda la ecografía, que ha durado bastante porque no paraba quieto. ¡PARA COMÉRSELO!


Que se pueda reconocer su sexo tan pronto, aunque a María, a sus hermanos y a mí nos ha alegrado mucho, también me ha estremecido. Me explico:


Como ya sabréis la principal causa de aborto en el mundo es el sexo de la niña. En algunas culturas, que gracias a la inmigración conviven con nosotros, tener hijos es una gran suerte, mientras que tener hijas, es un gran problema.


Si en España, que desde la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, la madre (presionada o no por su pareja), puede abortar sin alegar ninguna causa hasta la semana 12 ¿No se estarán matando niñas por ese motivo amparándose en semejante Ley?


Igual es que hoy es el Día contra la Violencia "de género" y estoy demasiado sensibilizado con que se proteja a las mujeres y que nadie las mate por el hecho de serlo...


P.D.: Que conste, que a nosotros nos parece igual de irracional e injusto impedir nacer a una criatura que es capaz de bailar como nuestro hijo (el de la foto de arriba), sea por el motivo que sea.

viernes, 19 de noviembre de 2010

El hijo de unos amigos

Hola:

Seguimos con la misma ilusión. Hoy ha sido el primer día de buscar nombres (esta vez no nos pillan), y, por supuesto, seguimos esperando para volver a ver a ¿Rubén? ¿Ignacio? ¿José? ¿Ángela? ¿Carmen?... (No se lo digáis a María, pero a mí me gustan Braulio o Braulia...).

Se llame como se llame, sigue dentro de María, creciéndo y dándole un poco de "guerra" en forma de ciática, un poco de asco a esto o aquello, un poco de "ahora no me puedo levantar"... ¿Y qué más dá? ¡No deja de sonreir!

Pero hoy me preocupa otro hijo, el de unos amigos, de esos que además de amigos de sus amigos se dejan la piel por los demás, día tras día, viaje tras viaje, conferencia tras conferencia, charla tras charla,... Pues su hijo, como os decía, ha heredado su generosidad, y viajó al otro lado del charco para ayudar a sus "amigos" de ultramar.

Ese hijo acaba de tener un grave accidente de coche y sus padres han hecho lo que todos los padres en su situación. Han cogido el primer avión y se han ido a su lado.

¿Quién dijo que la familia está en crisis? Esta no, desde luego. Pero acordaros de ellos, por favor.

jueves, 21 de octubre de 2010

Primera revisión




Hola:


Hoy hemos visto por primera vez al bebé. Aún no llega a las 6 semanas de vida y mide apenas 4,3 milímetros, pero ya se veía como su corazón late con fuerza.


En la ecografía no salía nuestra cara de tontos mirando la pantalla, pero he llegado a ofrecerle a María que "nos cambiáramos de sitio para que le viera mejor..." (¡Ejém!)


No ha sido la primera vez que conocemos a un hijo, pero como si lo hubiera sido. Todo ha sido nuevo y maravilloso.
Un abrazo,

sábado, 9 de octubre de 2010

Ya somos seis!!!


video



Hola:


Hace mucho tiempo que no veníamos por aquí, pero es que no sabíamos muy bien qué contar... Hasta hoy.


Estos meses hemos estado cada vez mejor, disfrutando de nosotros mismos, de Fernando y María Isabel, de nuestra familia y amigos. Metidos en las batallas a favor de la familia y la vida, en las que, como habréis visto, unas veces se gana, y otras hay que esperar para ganar.


Pues hace unos días se ganó una de esas batallas: Después de esperar el tiempo que nos recomendó nuestra amiga Irene, una nueva vida crece dentro de María. Si os parece, vamos a contaros, esta vez desde el principio, cómo son las cosas.


Un abrazo muy fuerte de toda la familia.

miércoles, 30 de junio de 2010

Otro pedido urgente

Hola:

Sé que llevamos mucho tiempo ausentes, y no sé cuántos veréis esto...

Me acaba de llamar un buen amigo y me ha pedido todo el apoyo que entre Jesús, Fernando, María Isabel, María y yo podamos para una intención muy especial...

No la puedo repetir aquí, pero os aseguro que me ha llenado de alegría la sóla esperanza de que podamos contribuir con un granito de arena a que se cumpla esta intención. Por favor, no os olvidéis hasta el lunes.

Un abrazo,

Fer

P.D.: Ha nacido Mateo, hijo de dos buenos amigos que desde hace tiempo no puedo ver casi. Su abuela fué la enfermera de guardia de Jesús, y seguro que una de las primeras personas que le recibieron en el Cielo. Bienvenido Mateo!!!

miércoles, 19 de mayo de 2010

Todo es para bien

Hola:


Vamos a ver si nos vamos animando un poco. Jesús está con nosotros desde el Cielo, lo sabemos, aunque sigamos notando su ausencia. En estos días hemos recibido multitud de mensajes de apoyo. Gracias a todos por enviarlos por éste o cualquier otro medio.


La llegada de los mensajes ayuda. El texto todavía no... Sentimos un gran vacío, especialmente María, y aunque no estamos enfadados, sí tenemos envidia de Dios, la Virgen y los Santos que pueden verle, y de Jesús, que puede verles a Ellos... ¡Todo llegará!


Ahora nos toca seguir aquí, con Fernando, María Isabel y los que vengan, con nuestra familia, con nuestros amigos y compañeros del Foro de la Familia y de RedMadre, peleando. Buscando que la sociedad se convierta en un lugar más hospitalario para los hogares y mujeres que traen nuevas vidas, las crían, alimentan, educan y ayudan a convertirse en miembros verdaderamente libres de la sociedad, capaces de diferenciar lo bueno de lo malo, lo justo de lo injusto, lo amable de lo tolerable y de lo intolerable,... y por ello, por ser capaces de distinguir, puedan elegir lo bueno, lo justo y lo digno de amor para sus vidas, ofrecérselo a los que les rodean, y ser felices.


Así nos gustaría que fueran Fernando y María Isabel, pero será algo que tendrán que decidir ellos cuando llegue el momento.


Nos vamos a tomar unas vacaciones de blog durante unos días. Hemos recibido muchos mensajes con la historia de otros niños que, también terminando bien, han continuado en los hogares de sus padres. Vamos a ordenarlas y, si sus protagonistas nos autorizan, las pondremos aquí para que puedan ayudar a otros padres que mañana puedan tener un hijo prematuro.


Cualquier cosa que penséis pueda hacer bien a otros padres y nos queráis enviar para que la publiquemos como entrada del blog la podéis remitir a elmilagroincubado@gmail.com


Hasta pronto y que Dios nos siga bendiciendo a todos. Os dejo con María Isabel saliendo del túnel... detrás iremos María y yo.



video

viernes, 14 de mayo de 2010

Las preguntas de Fernando


Fernando tiene casi tres años. Es pequeño, no tonto. El primer día que vino a ver a María al Hospital coincidió con una de las visitas al sacaleches. Lo primero que hizo tras besar y abrazar a su madre (y pedirle una galleta), fue preguntar por su "hermanito" señalando la "tripita"...

María y yo nos miramos. Siempre hemos pensado que ni entre nosotros ni con nuestros hijos debe interponerse una mentira, y aunque habíamos decidido no decirle nada por el momento:

- "¿Sabes una cosa Fernando? Tu hermanito ya no está en la tripita de Mamá"

- "Sí. Mira, el hermanito está sacando la leche desde dentro."

- "No cariño... La leche es para tu hermano, pero es de Mamá."

A partir de ese momento se dedicó a preguntarnos, con una cara de guasón que no se nos podrá olvidar, y señalando uno por uno todos los elementos del mobiliario a su alcance: "¿El hermanito está aquí? ¿El hermanito está aquí?".

En la sala, con la debida separación, había también una incubadora donde descansaba un bebé precioso no sabemos porqué motivo... Cogí a Fernando en brazos y le llevé hasta él: "Mira Fernando. ¿Vés a este bebé tan guapo? Pues está malito y por eso le están cuidando en esa cuna de cristal."

Fernando callaba y escuchaba más atento de lo que recuerdo haya hecho hasta ahora... "Este no es tu hermano, pero a él le pasa lo mismo: está malito y le tienen que cuidar los médicos".
Esperamos que Fernando se quedara con la imagen positiva de ese precioso niño, y ahora vamos a explicarle dónde y con Quién está su hermano, Que puede hablarle, aunque no pueda verle ni oír su respuesta...

Queremos que Fernando crezca contento y orgulloso de su hermano y nos preocupa los comentarios de pésame que pueda escuchar, todos ellos, seguro, que con la mejor intención. Os agradeceríamos por ello, que si nos véis un día con él por la calle, sonriáis. Que Fernando no vea una cara triste que pueda relacionar con su hermano Jesús.

Muchas gracias otra vez.

jueves, 13 de mayo de 2010

Gracias



Hola:

Estos días nos habéis apoyado muy buenas personas, unos que compartís nuestra fe y otros que no. A todos gracias. Sé que de entrada no todos compartiréis lo que voy a escribir, pero también espero que si lo pensáis un poco, habrá muchas cosas que os suenen bien...

En primer lugar, y aunque María aún no puede, quiero darle gracias a Dios por ser nuestro Padre, por nuestra vida, por tenernos, por Fernando, por María Isabel, por estos maravillosos 18 días con Jesús en esta tierra, y por darnos un motivo más para desear pasar la eternidad con Él y él en el cielo.

Gracias a nuestra Madre por serlo, por cuidarnos con tanto cariño y porque el primer día de Jesús con Ella sea un día de fiesta grande en el Cielo.

Gracias a nuestra familia, que lo ha sido ¡y de qué modo!, a los padrinos de Jesús, Ignacio y Carmina, a Quique y a nuestros amigos de Casa, del Foro de la Familia, de RedMadre, del Colegio, del trabajo, del vecindario, de toda la vida y de hace unos días, de la Iglesia y de las noches de copas, que de todo ha habido, del baloncesto y a vosotros, que ya os llevamos en el corazón.
A Jesús le enterramos mañana, con lo que terminan las cosas que podemos hacer por él, y llegarán las que haga él por nosotros.
Si tanta gente "distinta" en apariencia, pero igual en el fondo, comprende que Jesús, con veintipocas semanas de vida es nuestro hijo, que le amamos con locura, y que merece cualquier esfuerzo que podamos hacer, primero su familia, después la sociedad, sus médicos y demás organismos, habéis entendido porqué la familia es la institución más antigua y mejor valorada, porqué cada familia y cada madre merecen, por el mero hecho de traer otra vida, el apoyo necesario, y porqué cada vida importa, con independencia de cualquier otra consideración.
Los cuatro de la foto estuvimos el 17 de octubre en Madrid defendiendo ésto, como lo hemos estado haciendo estos 200 días de vida de Jesús, primero dentro y luego junto a María. No somos un ejemplo para nadie, pero si todos hablamos bien, cada uno donde le toque, de nuestra familia y de cada vida, haremos de esta sociedad un lugar mejor donde disfrutar de esa familia y tener a nuestros hijos.
Nosotros intentaremos dejarles una sociedad mejor a Fernando, a María Isabel y a los que vengan si Dios quiere, y ahora contamos con la ayuda de Jesús. Hasta entonces, seguimos siendo cinco.
Gracias, gracias, Amén, Amén.
P.D.: Jesús está en brazos de María, pero la mayoría de los niños prematuros pasan primero por los brazos de sus padres, como Jaime. ¡Esperanza para todos los padres!
P.D. II: María y yo rezamos desde hace años por una intención muy especial de dos personas maravillosas que están ahora con nosotros. El día que se cumpla la contaré en este blog. Hasta entonces, es la primera cosa que le vamos a pedir a Jesús. Hasta entonces, por favor, pedírsela vosotros también.

Hoy 13 de Mayo, a las 08:00...

Queridos amigos:


Soy el padrino de esta criatura por la que tanto hemos rezado.

Siento comunicaros que Jesús se ha ido al Cielo como lo que era, un angelito.

Me es muy difícil deciros lo que estamos sintiendo y pido vuestras oraciones para esta ejemplar familia que tanto ha pasado desde el nacimiento de su hijito Jesús.

Dios lo ha querido así y a nosotros nos toca conformarnos. Hoy está, en este día tan señalado, junto a su Madre del Cielo. Hoy sabrá todo el bien que ha hecho en su corto paso por este mundo. Gentes de toda España, de todo el mundo, se han conmovido con su lucha y la lucha de unos padres por tener a su hijito junto a ellos.

En nombre de esta familia, muchas gracias a todos.

Quisiera pediros que ahora dediquéis vuestros pensamientos y oraciones por Fernando y María. No hace falta ser padre para saber lo que están pasando. Rogad para que la Virgen de Fátima les dé el consuelo que ahora necesitan. Hoy no lo pensarán, pero ¿qué padres no quisieran que su hijo estuviera en el Cielo? Hoy esta familia puede presumir de tener un hijo en el Cielo, y ese es el mayor consuelo y la mayor alegría.

Jesús, vela por los niños no nacidos y los prematuros. Intercede para que un día en España se deje vivir a todos los niños. Nosotros, mientras, seguiremos aquí poniendo nuestras manos a disposición del Señor para que Él obre según Su Voluntad.

Fernando y María me encargan que os diga, sobre todo a los padres de niños prematuros, que lo de nuestro Jesús es la excepción. La inmensa mayoría de los niños prematuros consiguen salir adelante y los médicos y enfermeras hacen todo lo que está en su mano para salvarlos. A los padres en sus mismas circunstancias, mucho ánimo. Al personal sanitario, muchas gracias.

Un abrazo muy fuerte a todas las almas generosas que nos han seguido en este rincón de España.

Hasta siempre.

Ignacio


miércoles, 12 de mayo de 2010

Se está apagando...

video

Jesús está crítico. Se apaga como una lucecita. Muchas gracias por vuestras oraciones y vuestra compañía. Pidamos a la Virgen de Fátima que, si es posible, no se vaya, pero que se haga la voluntad de Dios y no la nuestra.

martes, 11 de mayo de 2010

Hoy nos duele la vida



Hoy Jesús está peor. No termina de superar la infección y hasta entonces no pueden darle lo que sus pulmones necesitan para mejorar. Ha necesitado más apoyo respiratorio otra vez.

Jesús, cuando veas este mensaje ya puedes darle un beso enorme a tu madre, que no véas lo mal que lo está pasando. Si no fuera porque estás comiendo más y ya pesas 900 gramos, estarías castigado sin paga hasta que consigas tu primer trabajo.

Hoy es otro día "más" que hemos podido disfrutar de tu compañía, de tus manos y hasta de tus ojitos, pero no te pases. Aprende de Fernando, que nos dicen que cada día se porta mejor en el colegio, y hazle más caso a los médicos.

Un beso hijo y mejora un poco.

lunes, 10 de mayo de 2010

15 días sumando


Jesús se hace mayor. 15 días ya. Hoy le teníamos desmelenado sin gorrito...

El parte: El ductus (lo del conducto circulatorio) está mejor, y tienen que valorar si le dan o no el segundo ciclo de medicamentos porque no le está creando problemas. Le han retirado un antibiótico, por lo que tiene una vía menos. Sigue con apoyo respiratorio, pero menor que esta misma mañana. Le están subiendo la dosis de comida otra vez... Otro día "más".

María sigue recuperándose poco a poco, y los peques han venido muy revolucionados de la Comunión de su prima... normal.

Esta mañana hemos pasado por la planta de partos, a agradecer el magnífico trato que nos dispensaron durante el tiempo de ingreso de María... La verdad es que no sólo los médicos como Irene han sido increíbles, la humanidad y profesionalidad de todo el personal de la planta en momentos tan delicados son muy de agradecer. Sólo les ponemos un pero: Las veces que han hecho reir a María cuando los puntos de la cesárea estabán algo "tiernos"... Que se lo pregunten a una gallega...
Un abrazo.

Dos semanas



Hola:

Jesús ha cumplido dos semanas fuera de María. En las últimas horas no ha habido cambios, sigue estable, lo que es la mejor noticia que podemos tener.

Nos han comentado que lo de los conductos circulatorios se trata con ciclos de dosis de medicamentos y que no suele bastar con uno, pero parece un procedimiento bastante rutinario, y eso nos tranquiliza.

Hoy no le hemos visto. María se ha quedado en casa recuperándose y los demás hemos ido a la Primera Comunión de una de sus primas, donde hemos estado con su primo Adrián, también prematuro (Francisco os ha hablado de él).

Ha sido duro estar lejos de Jesús y María, pero Fernando y María Isabel han disfrutado de lo lindo en un día importante, y ha valido la pena el pequeño esfuerzo. Además, ver a Adrián, tan lleno de vitalidad, jugando con ellos ha sido como adelantar unos meses en el tiempo.

Ha sido otro día "más": La recuperación de María avanza, Jesús también, y además, hemos compartido un gran día con la famillia.

sábado, 8 de mayo de 2010

Lo que piensa un padre



En las últimas horas nos han comentado que Jesús tiene un problemilla con un coducto circulatorio, pero ya le están medicando para solucionarlo y se le vé muy tranquilo y estable.

Todos conocéis la historia de chico conoce chica... y descubre que su vida no tiene sentido si no es para compartirla con ella.

Lo que he vivido con María durante estos casi cuatro años de matrimonio no me había imaginado ni que existiera. Sabía, por lo que había visto en casa desde pequeño, que un matrimonio luchado día a día era algo maravilloso, pero nunca había soñado que tanto.


La llegada de Fernando y María Isabel, y la noticia de que un nuevo hijo crecía dentro de María, no han hecho más que llenar de alegría nuestro hogar.

El domingo que nació Jesús todo eso estaba en el aire: En la misma sala del ecógrafo donde había visto a mis tres hijos por primera vez, Irene nos explicaba la situación y, por un momento, pensé que nos iba a plantear la elección en la que jamás quiero tener que participar: María o el "peque".
Gracias a Dios, la elección era sencilla: "El niño dentro no tiene opciones." "¿Y fuera?" Silencio. Una mirada de medio segundo con María que no podía hablar: "¡Pues fuera!"

A partir de ese momento, esa vida de sonrisas, preocupaciones, alguna discusión y más sonrisas, preocupaciones y discusiones, desapareció de pronto. A María le iban a practicar una cesárea de urgencia, Fernando estaba con un amigo, María Isabel con los vecinos y sus hijas, "el peque", "el hermanito que está en la tripa de Mamá", tenía que afrontar una batalla a vida o muerte y yo, su padre, no podía hacer nada por ninguno de ellos, o casi.

Una breve conversación con mi Padre y otra un poco más larga con mi padre (al final siempre acudimos dónde sabemos que nos van a ayudar) y adelante: Con María todo el tiempo que pudiera y asegurarnos de que al niño le iban a bautizar nada más nacer. Lo demás que espere.

Apareció por allí un amigo que venía a visitarnos y del que os hablaré en otra ocasión. El Jefe aprieta pero no ahoga...

Cuando María entró en el quirófano estaba asustada. Yo más, pero ella no debía notarlo. Según desaparecí de su vista, procurando hablar despacio y sonriendo, llamé a los amigos que cuidaban de Fernando y María Isabel, que enseguida se hicieron cargo de la situación, a la familia y a los amigos que más gente podían poner a rezar, y volví a quedarme sin nada que hacer, o casi.

Como la previsión era que la cesárea iba a tardar, bajé a fumar un cigarro y a la Capilla del Hospital, y allí, rogando al Médico que más sabe y es el Padre que más quiere a mi hijo, pasaron frente a mí todos los pecados de mi vida pasada, todos los momentos de pereza y egoismo durante este embarazo, todas mis faltas de paciencia y delicadeza con María... Estaba repitiendo "gracias, perdona y ayudamé más" cuando giré la cabeza y ví la foto de esta entrada: "San José, tú ¿qué **** harías?"

Así que salí de allí con la convicción de que yo era "la cabeza pensante" de la familia mientras María no pudiera hacerlo con claridad, y que pasara lo que pasara, no tenía derecho a dejarme llevar por los sentimientos. Mi familia estaba en manos de Dios, como siempre lo ha estado y lo estará, y yo estaba allí para aceptar, agradecer y ayudarles a aceptar y agradecer lo que Él decidiera.

Volví a la 5ª Planta. Hablé con el anestesista que me dijo que todo había ido bien, mi hijo había llegado mientras yo estaba rezando y enseguida pude acompañarle a Neonatología. ¡Tan pequeño que apenas se le veía algo con los tubos! Ni me atreví a tocar la incubadora, pero el pediatra me dijo enseguida que estaba mejor de lo que esperaban y que volviera en una hora.

Bajé de nuevo justo a tiempo de ver salir a María camino de la URPA, riéndose. ¿Cómo no?, es María...

Luego agradecí unos segundos a la matrona el Bautismo y conocí el nombre de mi hijo Jesús. Irene me dió más detalles: "Todo ha ido mejor de lo que esperábamos. María ha sido una valiente".

Esa noche, Jesús, María y yo dormimos en el hospital y Fernando y María Isabel con sus tíos María y Rubén... ¡Ya era padre de nuevo!

Hay dos cosas que me rondan la cabeza desde entonces: Sé que las cosas no suceden por casualidad y que todo es para bien ¿Cómo puedo ayudar a que salga bien de todo ésto? Y la segunda: ¿Qué he hecho yo para merecer tanto?

Mañana tenemos la Primera Comunión de una prima de Jesús. Que paséis un buen fin de semana.

viernes, 7 de mayo de 2010

Gracias Irene



Hola:

Hasta ahora no os hemos hablado de Irene. Hoy por fin hemos podido pedirle permiso y como nos lo ha dado...

Irene es doctora del Complejo Hospitalario General Yagüe de Burgos. Una de esas profesionales que dignifican con su trabajo diario la "cosa pública". Ha cuidado de nosotros durante los embarazos de Fernando, de María Isabel y de Jesús, y ya nos está ayudando a preparar "el terreno" para que nuestra familia pueda volver a crecer en su momento.

Con Fernando y María Isabel todo fue sin más problemas que los mareos y molestias propias, pero con Jesús ha estado siempre atenta y su intervención ha sido decisiva para que podamos estar disfrutando de él.

El jueves anterior a que naciera Jesús, ya se olió los problemas y dispuso el ingreso de María para tenerles controlados a los dos, a la vez que se empezara a reforzar la maduración de sus pulmones, lo que ha sido verdaderamente providencial.

El domingo, avisada por el personal del hospital de los resultados del último registro, interrumpió su merecido descanso para venir, informarnos de la situación con mucho cariño y claridad, y hacer ella misma la cesárea de urgencia. Su presencia, serenidad y control de la situación hicieron que todo nos fuera mucho menos difícil.

Irene, tenemos una gran deuda contigo que nunca podremos saldar. Si cualquier día, a cualquier hora, podemos serte de alguna utilidad, no lo dudes ni un instante.

El parte: Aumenta la comida a 1,8 ml a la hora. Todo lo demás en orden.

Irene ¡Esta foto de Jesús va por tí!


P.D.: No te hemos querido describir en lo personal porque para eso no tenemos palabras.

jueves, 6 de mayo de 2010

Con las maletas preparadas


Con todo el jaleo del ingreso de María por complicaciones en el embarazo, la cesárea y la recuperación posterior en el hospital, aún tenemos la casa un poco "manga por hombro".


Hemos descubierto que María Isabel, a sus 18 meses, tiene una afición especial por las maletas... ¿Se irá de casa antes de los 30? Sea como sea, hemos querido compartir esta foto para representar el deseo que tenemos de que Jesús también haga pronto las maletas, aunque sabemos que aún tendremos que esperar...


Parte del día: Según su enfermera, Jesús ha tenido un comportamiento "bastante decente" esta tarde (para unos padres, que sus hijos demuestren buen comportamiento desde el principio es muy importante). Sigue con un pulmón colapsado y no sabemos nada de la hemorragia cerebral, pero ha estado estable todo el día, cada vez con menos refuerzo respiratorio y lo de la insulina para ayudar a su pancreas parece cosa del pasado. Parece que sus intestinos funcionan con normalidad y su alimentación ha subido de 6 a 8 mililitros de leche materna a la hora. Ha sido un día "más".

Otra parte del día: Seguimos en contacto con otros padres. Hoy una madre nos ha contado que a uno de sus hijos le han operado con apenas un kilo de peso... Nos hemos quedado sin palabras. Nos asombra el poder de la medicina cuando está orientada al bien.


Una de las abuelas nos ha preguntado si el aumento de alimentación se le nota, y sí que es verdad que aprieta cada vez más fuerte el dedo.


Un nuevo problema: Cada vez son más los comentarios que llegan, y cada vez es más difícil elegir por cual empezar a contestar... pero lo haremos. Muchas gracias a todos por vuestros ánimos. Es un inmenso consuelo el saber que estáis ahí apoyando y rezando. En especial queremos dar las gracias a tanta y tanta gente que no nos conoce y ha hecho de la vida de Jesús un reto personal. A todos, muchas gracias.

A por el 11


Jesús cumple esta tarde 11 días viviendo fuera de su madre, 193 días en total. Muchas gracias por el apoyo tan magnífico que nos estáis prestando.

Como supondréis, no es el único niño de la Unidad de Neonatos, y la de Burgos no es la única de España, Europa, el mundo.

Hemos hablado con los padres de alguno de sus vecinos, y nos da la impresión de que aún estamos lejos de entender a lo que nos vamos a enfrentar. Mejor así, poco a poco y disfrutando de cada momento.

En cualquier caso, cuando os acordéis de Jesús y nuestra familia, por favor no olvidéis a sus vecinos y al resto de familias que están pasando por lo mismo.


Poco a poco os iremos contando los primeros partes. Por ahora éste es el parte de hoy:


Jesús lleva varias horas básicamente estable dentro de su estado, con apoyo respiratorio cada vez menor. Ha tenido una pequeña hemorragia en el cerebro, que no se sale de lo normal en estos casos y que esperemos sea meramente anecdótica. Tiene una pequeña infección y está respondiendo bien a los antibióticos que le están dando.


Las buenas noticias: Ha superado su primera semana, orina bien y ha hecho heces. En los últimos días no ha precisado insulina para regular sus niveles de azucar. Le han subido un militro a la hora la leche materna.

Comentario sobre el parte: Nos tranquiliza mucho el equipo que atiende a Jesús y nos maravilla la humanidad con que nos tratan. También nos ayuda el contacto con los demás padres, y ver cómo el espíritu de sinceridad, solidaridad y respeto que derrochan los profesionales se contagia y todos tienen palabras amables para los demás a pesar de lo que cada uno está pasando.

Un abrazo muy fuerte,

miércoles, 5 de mayo de 2010

Lo que siente una madre



Ya han pasado diez días desde su nacimiento. Algunos dicen que los primeros diez días son críticos. Para una madre todos los días son críticos mientras no tenga a su hijito a su lado.

¿Sabéis? -decía María-, cada vez que vamos al hospital paso por la capilla y le pido a Jesús que le coja la manita en mi ausencia y a la Virgen que le acaricie y le cante. ¿Quién mejor que Ellos verdad?

María añadió después: "Yo no estoy tan animada como Fernando y me paso el día llorando, ¡es una angustia Dios mío, como le quiero y es tan chiquitín y luchador!. Se me juntan tantas cosas en la cabeza de golpe que... Ayer me quitaron los puntos y me drenaron la cicatriz. Pero lo que más me duele es el corazón, se queda en el hospital cada momento con nuestro chiquitín."

martes, 4 de mayo de 2010

Comentarios de esperanza

Muchas gracias a todos los que nos estáis apoyando. Hoy ha sido el primer día que el pediatra ha utilizado expresiones del tipo "dentro de cinco días" o "esperamos poder sacarle adelante"....

Aún es pronto para tener una mínima tranquilidad, pero nos encanta oírle esas cosas. Parece mentira lo que unas simples palabras, en apariencia, pueden hacer sobre el ánimo de María y mío. Esto nos está enseñando que una palabra agradable, un ánimo, un consuelo, pueden hacer mucho más bien del que uno pueda esperar.

Pero de eso, vosotros que estáis ahí, sabéis mucho...

Para empezar...



Jesús es prematuro; pesa apenas 700 gramos. Es "el hermanito" de Fernando y María Isabel, y otra alegría para unos padres que saben que no podrán darle jamás a sus hijos nada mejor que otra mano a la que agarrarse en las dificultades cuando ellos ya no puedan ayudar.

Jesús nació demasiado pronto, tanto que, aunque ya contábamos los días para presentárselo a sus dos hermanos, aún no teníamos un nombre para él. Se lo puso la matrona cuando lo bautizó. Otro día hablaré de esas matronas anónimas que saben hacer lo que se debe en unos momentos difíciles para los padres.

Ahora Jesús afronta en una incubadora las 13 semanas que le restan para cumplir las 39 de gestación. Le arropa, en lugar de su madre, un magnífico equipo de médicos y enfermeras, pero su familia seguimos contando los días para tenerle en su hogar... y os lo queremos contar.

Aquí empieza esta historia de la lucha de una familia por la vida de su hijo. Sabemos que no estamos solos y que hay mucha gente ahí, leyendo, difundiendo, rezando. A unos los conocemos y a otros no. A todos, muchas gracias. De corazón.

lunes, 3 de mayo de 2010

Una imagen vale...